Siempre me siento feliz, ¿sabes por qué? Porque no quiero esperar nada de nadie, esperar siempre duele. Los problemas no son eternos, siempre tienen solución, lo único que no se resuelve es la muerte. La vida es corta, por eso ámala, se feliz y siempre sonríe, solo vive intensamente.- William Shakespeare
Hoy podría ser un móvil sin cobertura, una radio que no sintoniza, un reproductor de música vacio, una cámara sin pilas.
Podría ser una nube solitaria en un día despejado, un viento helado, una tormenta en un día de verano, un huracán en el sitio menos esperado.
Hoy podía ser unas zapatillas rotas, una camiseta en el fondo del armario que nunca usas, unas gafas que no son de tu graduación, un botón que de una chaqueta se cayó.
Hoy podría ser una hoja seca que cae despacio de su árbol, una flor que se marchita por el paso del tiempo, un océano seco, un glaciar sin hielo.
Podría ser una cama sin colchón, una lámpara sin iluminación, una mesa a medio hacer, una biblioteca sin libros.
Hoy podría ser una nota de declaración que fue a parar a la basura por cobardía, una pluma sin tinta, una tijera que no corta, una goma que emborrona.
Podría ser un pintauñas seco que nadie usa, una plancha del pelo que no alisa, un peine que no desenreda, un anillo demasiado pequeño.
Hoy podría ser una sonrisa olvidada, el recuerdo de algo que mata, una mirada de arrepentimiento, un desamor sin amor.